Este sitio usa cookies. Algunas de las cookies que usamos son esenciales para que operen partes del sitio y tal vez ya hayan sido puestas en marcha. Puede borrar y bloquear todas las cookies del sitio, pero partes del mismo no funcionaran. Para saber mas acerca de las cookies de este sitio web, vea nuestra política de cookies .
Acepto las cookies de este sitio  

Menú Menú

Un día
en Casa

En casa

Cada mañana intento crear un ambiente tranquilo en el
que los niños se sientan bien para empezar el día. Cuando
llegáis a casa, acompañáis a vuestro hijo a ponerse las zapatillas
de estar en casa, os deseamos un feliz día y os decimos adiós.

Después juegan un largo rato libremente, también a veces me ayudan en las tareas con esa voluntad
que les caracteriza… luego recogemos y cantamos una bonita canción.

En casa

Más tarde nos preparamos para salir a dar un paseo,
este momento lo disfrutamos mucho, a veces nos
paramos un rato largo porque se cruza en nuestro
camino una hormiga o un ciempiés, vemos si ya han
caído las hojas en otoño o si están floreciendo los
árboles en primavera. Sentimos el viento en la cara,
el sol…

También escalamos, corremos, saltamos, jugamos con la arena ¡y con el barro!

En alguna ocasión puede que alguno de los niños no tenga un buen día, entonces intentamos todos tener un día más tranquilo y relajado.

En casa

Al volver nos ponemos cómodos, nos lavamos las manos,
algunos ya pueden solos y otros necesitan ayuda, pero sea de
la manera que sea todos tienen el tiempo necesario para ir
aprendiendo sin prisa y felices. Comemos tranquilamente,
normalmente nos suele apetecer contar algo, es un buen
momento para aprender a escuchar y a esperar para poder
hablar; lo pasamos muy bien escuchando nuestras historias,
son muy creativas.

En casa

Despues llega el momento de irnos a dormir,
les canto y poco a poco se va creando un ambiente
muy tranquilo, unos se duermen solos, otros necesitan
que les de la mano y otros que les acune…hasta que
por fin todos duermen….shuuuuu …

Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado Elemento flotante animado

Más tarde empiezo a cantar, ha llegado la hora de levantarnos.
Mientras que cambiamos el pañal dedicamos un ratito a las pedorretas y a las cosquillas.
Es un momento dedicado para cada uno de ellos, nos divertimos y reímos creando un vínculo muy especial.

¡¡Llaman a la puerta, ya estáis aquí!!,
os contamos como hemos pasado el día y nos despedimos.

¡Hasta mañana!