Este sitio usa cookies. Algunas de las cookies que usamos son esenciales para que operen partes del sitio y tal vez ya hayan sido puestas en marcha. Puede borrar y bloquear todas las cookies del sitio, pero partes del mismo no funcionaran. Para saber mas acerca de las cookies de este sitio web, vea nuestra política de cookies .
Acepto las cookies de este sitio  

Menú
Ritual para ir a dormir
Menú

Ritual para ir a dormir

Claves para que nuestros hijos se vayan a dormir felices.

23 junio 2018

Hoy me gustaría hablaros sobre ese momento tan complicado que es, para algunos padres, la hora de que nuestros hijos se vayan a dormir.

Al igual que nosotros los adultos si antes de ir a dormir estamos activos haciendo cosas y así nos metemos en la cama, nuestra cabeza nos bombardea con pensamientos y nos cuesta conciliar el sueño, a los niños les pasa lo mismo.  Si antes de ir a dormir no hemos bajado el ritmo, les costará mucho más dormirse.

Como he comentado en otras ocasiones el ritmo diario es generador de salud en el niño, los horarios de sueño y comida deben estar bien establecidos y así esto le dará seguridad puesto  que el niño sabrá lo que viene después.

Por todo esto es importante que los niños se vayan a dormir siempre a la misma hora y que un par de horas antes empecemos nuestro ritual de ir a dormir.

Esto que os voy a contar a mí me ha servido con mis hijos aunque no tiene porque servir a todo el mundo ya que cada familia es diferente.

Mi ritual para ir a dormir empieza, como he dicho,  un par de horas antes de ir a dormir, si es de día hago magia y se hace de noche en casa, bajo las persianas y enciendo lamparitas que den una luz agradable y así empezamos con el baño, la cena etc... Al empezar pronto con este ritual no tenemos prisa y todo se hace con calma.

Llega el momento de irnos a la cama, éste es un momento importante para el niño, aquí salen los miedos que tienen, las vivencias del día, los nuevos logros… Y depende de la edad del niño, si el día no ha sido especialmente bueno, nos podrá contar todo esto con palabras o con llantos etc para esto unos mimos de mamá o papá son infalibles.

Y ahora viene lo más importante, el cuento. Encendemos una velita y nos ponemos a contar un cuento que tenga sentido, que hable de cosas bellas, donde el pequeño pueda imaginar a través de imágenes estas historias. Notaremos como su respiración se va relajando y va  entrando en esa ensoñación donde los vas notando cada vez más blanditos…shuuu hasta mañana.

Si tenéis consultas o comentarios podéis dejarlos aquí debajo y os responderé lo antes posible. Gracias por leerme

 

Comentarios


Deja un comentario