Este sitio usa cookies. Algunas de las cookies que usamos son esenciales para que operen partes del sitio y tal vez ya hayan sido puestas en marcha. Puede borrar y bloquear todas las cookies del sitio, pero partes del mismo no funcionaran. Para saber mas acerca de las cookies de este sitio web, vea nuestra política de cookies .
Acepto las cookies de este sitio  

Menú
Disfrutando del frío
Menú

Disfrutando del frío

Claves para que nuestros hijos puedan disfrutar de los días fríos al aire libre

07 noviembre 2018

Es maravilloso salir al parque en primavera o en verano donde el clima nos invita a disfrutar del aire libre, pero después llega el otoño y el invierno. Es verdad que en los meses  con buen tiempo estamos abiertos al mundo compartiendo muchos momentos en compañía y con la llegada del frio llega el momento de  encender en nosotros una llamita que nos caliente interiormente y nos ayude a disfrutar de nosotros mismos. No obstante sigue siendo igual de importante que los niños salgan cada día al exterior .Esto genera salud en ellos y aunque a nosotros los adultos nos de pereza, tenemos que hacer un esfuerzo y aprender a disfrutar como lo hacen los más pequeños de días de parque fresquitos.

Es muy importante que los niños no pasen frio, que su cuerpecito esté caliente y que así puedan disfrutar del barro, los charcos, los columpios y toboganes mojados por la helada de la noche pasada…

Me gustaría contaros lo que para mí sería un niño bien abrigado para disfrutar a tope del aire libre. Lo primero a tener en cuenta es que no por muchas capas que pongas al niño va a estar más abrigado, lo importante es poner materiales que calienten, así el niño podrá moverse libremente y disfrutar jugando.

Una de las cosas más importantes es la ropa interior, lo que está en contacto con la piel de nuestros hijos. Lo ideal sería ponerles bodies o camisetas de lana y seda, la lana se encargará de aportar el calor y la seda de regular la temperatura del niño.

Otra cosa a tener muy en cuenta son los pies, si un niño tiene los piececitos fríos no logrará entrar en calor, unos buenos calcetines o leotardos de lana y algodón orgánico dejarán respirar la piel y cumplirán la misión que nos ocupa.

Los abrigos tienen que ser cómodos, que abriguen y a la vez sean ligeros y den la máxima movilidad al niño, los abrigos más gordos no son los que más abrigan.

Un buen gorro cuidará de que el niño no pierda calor, ya que la cabeza es la zona por la que más calorías se pierden.

Y lo que no puede faltar es un buen peto de lluvia que les permitirá disfrutar sin mojarse ya que en el invierno, aunque no haya llovido, está todo húmedo.

Finalmente  tampoco puede faltar  un buen calzado, que será muy útil para poder chapotear en esos grandes charcos que la lluvia nos regala. Que tendrán esos charcos que tantas carcajadas provocan…

Si tenéis consultas o comentarios podéis dejarlos aquí debajo y os responderé lo antes posible. Gracias por leerme

Comentarios


Deja un comentario