Este sitio usa cookies. Algunas de las cookies que usamos son esenciales para que operen partes del sitio y tal vez ya hayan sido puestas en marcha. Puede borrar y bloquear todas las cookies del sitio, pero partes del mismo no funcionaran. Para saber mas acerca de las cookies de este sitio web, vea nuestra política de cookies .
Acepto las cookies de este sitio  

Menú
Desarrollo independiente sobre el movimiento infantil
Menú

Desarrollo independiente sobre el movimiento infantil

Hoy mientras caminaba, iba a mi lado una madre con su hija de unos dieciocho meses, había un escalón un poco alto para la niñita...

18 abril 2018

Hoy mientras caminaba, iba a mi lado una madre con su hija de unos dieciocho meses, había un escalón un poco alto para la niñita y entonces la madre le dio la mano para ayudarla a bajar. La niña miró a la madre y le dijo “no, yo solita “la madre le explicó que el escalón era muy alto y la niña volvió a repetir  “no, yo solita”, entonces la madre la dejó, la niña observó la situación y con decisión se sentó en el suelo y así bajo el escalón; a esto lo llamamos desarrollo independiente del movimiento infantil.

En general cuando tenemos un hijo o hija nadie nos dice como tenemos que acompañarlos en su desarrollo motriz y nosotros los padres, que por encima de todo queremos facilitar la vida a nuestros hijos, les “ayudamos” en todo lo que podemos.

Los niños cuando nacen traen consigo todo lo necesario para, más o menos en un año, empezar a caminar, lo único que necesitan es un acompañamiento respetuoso y espacios apropiados. Poner a los niños en posturas que no han logrado hacer por sí mismos  no trae ningún beneficio para ellos , todo lo contrario, les dejamos inmóvil en esa postura ya que si por ejemplo se le pone boca abajo , no sabrá ponerse boca arriba y se quedará así hasta que nosotros le cambiemos de postura. Si hubiera logrado él mismo ponerse boca abajo, estaría feliz cambiando de postura, cogiendo juguetes etc. Además, tampoco es beneficioso para su musculatura, ya que el niño cuando logra hacer una postura nueva es porque sus músculos tienen la fuerza necesaria para ello.

Ayudemos a nuestros hijos a desarrollar una base afectiva sólida para que puedan comunicarse con nosotros y con el mundo que les rodea, ofrezcamos espacios amplios y seguros donde se puedan mover en libertad y permitamos que el niño pueda descubrir todo por sí mismo, que pueda entender su relación con el mundo y que siga su propio desarrollo en el movimiento, siempre con nuestro apoyo pero otorgándole la autonomía que sus características personales requieren.

 Si tenéis consultas o comentarios podéis dejarlos aquí debajo y os responderé lo antes posible. Gracias por leerme

Comentarios


Deja un comentario