Este sitio usa cookies. Algunas de las cookies que usamos son esenciales para que operen partes del sitio y tal vez ya hayan sido puestas en marcha. Puede borrar y bloquear todas las cookies del sitio, pero partes del mismo no funcionaran. Para saber mas acerca de las cookies de este sitio web, vea nuestra política de cookies .
Acepto las cookies de este sitio  

Menú
Cuidados en el niño pequeño
Menú

Cuidados en el niño pequeño

Claves para que nuestros hijos crezcan sanos y felices

30 julio 2018

Hoy os quiero hablar sobre los cuidados que el niño necesita para desarrollarse adecuadamente en sus primeros años de vida.

Más o menos hasta la caída del primer diente de leche del niño sus órganos no se terminan de formar, en estos primeros años todas sus fuerzas están ocupadas en su cuerpo físico, por eso es muy importante acompañar al niño en este camino.

Hay varias cosas que podemos hacer para favorecer este desarrollo. Primero hay que tener presente que los niños se desarrollan a través del movimiento y del juego libre, un niño solo está quieto cuando duerme y cuando está malito, todo aquello que le haga estar inmóvil no le favorece en absoluto, todo lo contrario le estará perjudicando.

También hay que poner atención en la comida que les damos,  les beneficiarán los alimentos sanos y que estén elaborados con cariño.

Otra cosa importante es cuidar de que los niños no pasen frio en invierno, ponerles una ropa interior que transpire,mantener sus pies y su cabeza caliente les ayudará.

Y si hay algo que favorece este desarrollo es salir cada día a respirar aire fresco, la naturaleza es generadora de salud.

Además de cuidar el cuerpo físico del niño, hay que cuidar otra parte igualmente importante, que sería la parte emocional, yo a esto lo llamo alimentar el alma y ¿con qué alimentamos el alma? Pues con las cosas que recordamos con anhelo cuando somos adultos. El cuento que nos contaba nuestro padre cuando nos íbamos a dormir, las rosquillas de la abuela, las canciones que mi madre me cantaba, la velita que encendíamos antes de comer, la llegada de la liebre de pascua con sus huevos de chocolate, la sonrisa de mi maestra…

Todas estas pequeñas cosas van forjando en el pequeño el sentimiento de que la vida es bella, llenándole de alegría y demostrándolo cada día con esa mirada que solo tiene el niño pequeño.

Con estas pequeñas cosas, daremos al niño la posibilidad de desplegar todo lo que trae consigo desde su nacimiento, así se forjarán fuertes bases en sus primeros años que favorecerán  sus años futuros.

Si tenéis consultas o comentarios podéis dejarlos aquí debajo y os responderé lo antes posible. Gracias por leerme.

Comentarios


Deja un comentario